Comunicaciones CIVP/ 

La subregión del río Baudó es uno de las zonas más aisladas y apartadas del Chocó y el Pacífico. Separado del resto del departamento por una serranía espesa y selvática, el río Baudó discurre de norte a sur  y desemboca en el océano Pacífico sin tener conexiones fluviales con el San Juan y el Atrato, lo que favorece su aislamiento y lo convierte en refugio de grupos armados que han hecho de esta cuenca un fortín inexpugnable.

En el Baudó las lógicas comunitarias y las prácticas ancestrales se rompieron con la llegada de los cultivos de coca, implantados por los grupos ilegales que los han promovido para facilitar su financiación. Víctor Mena, comisionado de la CIVP por la subregión del Baudó, explica cómo los cultivos de uso ilícito provocan daños al territorio. La subregión del Baudó será uno de los diez casos de estudio de la Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico, donde se pretende analizar las afectaciones que el narcotráfico, las fumigaciones con glifosato y los cultivos de uso ilícito han causado sobre comunidades y ecosistemas.