¿Por qué hablamos de daños al territorio?