COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA 

Desde la Comisión Interétnica de la Verdad de la Región del Pacífico – CIVP reiteramos el profundo dolor que ha generado el brutal asesinato de Arley Enrique Chalá Rentería, quién era miembro de la comunidad afrochocoana e integrante del esquema de seguridad de Leyner Palacios Asprilla, Secretario General de la CIVP. Expresamos solidaridad con la familia del señor Chalá y solicitamos que reciban un acompañamiento integral por parte del Gobierno Nacional, igualmente para los otros dos escoltas.

Rechazamos las versiones malintencionadas de enlodar el nombre del señor Arley Enrique Chalá Rentería, desviando la atención de la problemática central sobre la desprotección en la que nos encontramos los líderes y lideresas sociales y nuestras comunidades. Además, es inaceptable que se reste valor a la vida de este ciudadano con la afirmación de la Ministra del Interior según la cual “el escolta no es un líder social”, esto nos indigna y hiere pues toda vida humana debe ser respetada. Insistimos en la inmediata, veraz y eficaz investigación para que se aplique justicia.

Este asesinato realizado con premeditación, sevicia y alevosía es un atentado a Leyner Palacios Asprilla y al proceso autónomo de búsqueda de la verdad que adelantamos como apuesta decida de construcción de paz, que incluye la implementación integral del Acuerdo de Paz y la exigencia de diálogos con los distintos actores armados para aliviar la tragedia humanitaria de la región del Pacífico y del país en general.

El atentado se cometió justo cuando estábamos iniciando la reunión programada para los días 4, 5 y 6 de marzo en la ciudad de Cali como líderes comunitarios afro e indígenas procedentes de la región del pacífico de los departamentos de Chocó, Valle, Cauca y Nariño, con el objeto de construir una ruta de protección comunitaria para el liderazgo social del pacífico con perspectiva étnica, territorial y de género; ante el incumplimiento del Ministerio del Interior de una reunión acordada en el mes de febrero.

Finalizando la tarde del 5 de marzo, la señora Alicia Arango, Ministra del Interior, y el señor Diego Palacios, Viceministro del Interior y Director encargado de la UNP, hicieron presencia en esta reunión y allí se comprometieron a:

1. Trasladar vía aérea el cuerpo del Arley Enrique Chalá a Quibdó.

2. Conocer y dar respuesta a la carta pública con sus anexos que le entregamos al señor Iván Duque, Presidente de la República, a través de nuestro vocero Leyner Palacios, en la casa de Nariño el día 8 de enero de 2020, la cual fue ratificada por las organizaciones sociales de Chocó el 11 de enero en la visita que el máximo mandatario realizó al municipio de Bojayá.

3. Realizar en un plazo de 15 días una nueva reunión con nosotros en la ciudad de Cali, en la que se acuerde medidas de protección colectiva con enfoque diferencial, étnico, de género y territorial para todos los esquemas de protección a líderes sociales del pacífico.

Esperamos en estos escenarios contar con el acompañamiento de la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, así mismo, con funcionarios de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación.
Agradecemos el acompañamiento de la comunidad internacional expresada en el Cuerpo Diplomático, entidades de cooperación y las Naciones Unidas, así mismo, a la Iglesia Católica del Pacífico y del Suroccidente. A todos ellos les exhortamos a que continúen en esta invaluable labor de acompañamiento, en estos tiempos en los que estamos tan vulnerables.
Finalmente, agradecemos la solidaridad a las distintas expresiones de la sociedad civil, personalidades públicas de la academia, organizaciones de derechos humanos, Congresistas y ciudadanos en general. También a todos los medios de comunicación y periodistas que se han mostrado solidarios ante estos últimos acontecimientos, esperamos que comprenda que no fue posible brindar declaraciones a todos en un momento tan difícil y doloroso.