Nuevamente el dolor visita a las familias del litoral del San Juan, esta vez en la vereda El Carrá, dónde un grupo no identificado llegó disparando sin aviso a la población, asesinando con armas de largo alcance (proyectiles) a cinco personas y un menor herido.

El hecho ha ocasionado el abandono total por parte de los habitantes de la comunidad y un desplazamiento masivo de las comunidades afros e indígenas hacia la cabecera del municipio de Docordó, que se estima hasta el momento en 14 familias.

“No hubo combates, se trató de un grupo armado que llegó disparando indiscriminadamente, hay cinco personas muertas y los desplazados están muy atemorizados y necesitan ayuda psicológica”, confirmó el alcalde en una entrevista hecha por un medio local.

Un hecho que se suma a los dos mil desplazados que dejó los enfrentamientos iniciados desde el 28 de febrero, entre el ELN y el Clan del Golfo en los municipios de  Riosucio; Alto, y Bajo Baudó; Carmén del Darién y El Atrato, que según a informes de Inteligencia militar, se dan por las disputas por el control territorial, pues la región del Baudó es considerada la Joya Chocoana de las rutas del narcotráfico.

La Defensoría del Pueblo pide al Estado una urgente presencia institucional en la zona, para prevenir que la crisis humanitaria se agudice.