Los obispos del Pacífico y del Suroccidente alertan de la grave crisis humanitaria del Chocó, del resto del Pacífico y del Putumayo

 

Este sábado, 10 obispos del Pacífico y del Suroccidente de Colombia han emitido un comunicado urgente y contundente en el que piden “afianzar la construcción de paz ante la agudización del conflicto” en muchos municipios de sus zonas de influencia. Convocan “al Gobierno Nacional como a otras instancias estatales, a establecer condiciones de vida digna y mecanismos de protección para las comunidades y líderes sociales, tanto a Leyner Palacios como a los otros liderazgos que están en riesgo. Así mismo, a atender las alertas por posibles situaciones de connivencia de integrantes de la Fuerza Pública con grupos ilegales, expresadas por organizaciones sociales y de derechos humanos, y por la Diócesis de Quibdó desde años anteriores, y reiteradas en los últimos dos años”.

El comunicado está firmado por Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó, Luis José Rueda Aparicio, obispo de Popayán, Mario de Jesús Álvarez Gómez, obispo de Istmina-Tadó, Hugo Alberto Torres Marín, obispo de Apartadó, Luis Albeiro Maldonado Monsalve, obispo de Mocoa-Sibundoy, Rubén Darío Jaramillo Montoya, obispo de Buenaventura, José Saúl Grisales Grisales, obispo de Ipiales, Orlando Olave, obispo de Tumaco, y Edgar de Jesús García Gil, obispo de Palmira.

Descargar Comunicado integro